Podar un árbol no solo tiene que ver con la estética en un paisajismo o en el mismo paisaje, lo más importante es evitar accidentes por malas formaciones ya sea por motivo humano, por herencia del árbol o alguna infección o parásito que lo esté atacando, para ello es la mantención, para la protección de la gente y la correcta formación de un árbol. Los jardines suelen estar descuidados por lo general, y cuando uno deja crecer un árbol sin preocupación llega un momento que ese árbol se transforma en un peligro y muchas veces se requiere la tala del árbol. Para ello la importancia de la jardinería y de la proyección en el tiempo en el paisajismo, ya que los detalles estarán presentes desde un antes, un durante y un después.